1sd: Capitulo 1

Como apoyo didactico a este capítulo puedes ver un video, haz click sobre el link “ver video” y se te abrirá otra ventana con el video. El video no es imprescindible, pero si recomendable.

El objeto de este capítulo es saber que cambios se producen en nuestro entorno cuando nos sumergimos y como debemos adaptarnos a él para permanecer allí disfrutando de las sensaciones que nos puede producir.

De este modo sabremos como hemos de equiparnos y que cambios hay que hacer respecto a nuestros hábitos terrestres para que esta adaptación sea la más adecuada y segura.

LA TEMPERATURA DEL AGUA

La hidrocución:Depende del mar del que estemos hablando y de qué época del año, pero casi siempre es menor la temperatura de las aguas del mar que la temperatura ambiente. Las aguas tropicales tienen una temperatura media de 30 grados, mientras que en el Mediterráneo oscila entre los 13 y 25 grados y en el Cantábrico entre los 10 y 20 grados. Sin embargo, nuestro cuerpo debe mantenerse siempre a una temperatura aproximada de 37 grados, no obstante, él mismo mantiene un sistema de generación de calor y control de la temperatura muy eficaz. Cuando nos sumergimos en el agua nuestro sistema termorregulador tiene que hacer frente en pocos segundos a un cambio de la temperatura exterior. Hay que evitar que este cambio sea brusco, pues podría provocarnos un shock, denominado hidrocución, que es un ligero desvanecimiento, pero que en el agua puede ser peligroso. Por eso debemos entrar al agua con “buen cuerpo”, apeteciéndonos el chapuzón, lo cual es una buena prueba de que estamos preparados para ello, mojándonos previamente la nuca y las muñecas para que el cuerpo se vaya acostumbrando. Si esto nos produce escalofríos, es una señal de que no estamos en condiciones de hacerlo. Un traje de buceo con su capucha puede protegernos de los cambios bruscos de temperatura. Pero tenemos que evitar sofocarnos antes de entrar al agua permaneciendo equipados durante mucho tiempo al sol o haciendo ejercicio con él puesto. Si no lo evitamos, nuestro organismo estaría tratando de impedir el aumento de la temperatura y al entrar en el agua fría, le estaríamos exigiendo bruscamente que hiciese todo lo contrario: impedir su disminución.
La hipotermia:Una vez que nos sumergimos nuestro organismo sigue produciendo calor para mantener la temperatura, pero el agua en contacto con la piel se lleva ese calor a gran velocidad, es 25 veces más conductora del calor que el aire, y por eso incluso aguas que al principio nos parecen cálidas al cabo de unos minutos se convierten en frías. Puede ocurrir que el organismo no soporte esa constante pérdida de calor y, en consecuencia, disminuya su temperatura. Si empezamos a temblar en el agua debemos salir de ella, si no queremos que se produzca una hipotermia (bajada de la temperatura corporal), secarnos bien y abrigarnos. Pero todo esto lo podemos evitar si llevamos el traje de buceo adecuado.

traje-cressi-comfort-hf-ultraspan-1-B120723MEL TRAJE DE BUCEO

Ya hemos dicho que una de las funciones del traje es la de aislarnos y dificultar la pérdida de calor de nuestro cuerpo debido a su rápida transmisión por el agua. Pero también puede tener la función de protegernos del contacto con animales urticantes y de las rozaduras con las rocas.

El material fundamental con el que está hecho el traje, el neopreno, forma una barrera que dificulta que el calor que desprende nuestro cuerpo y que pasa a la capa de aire con la que está en contacto, o de agua según el tipo de traje, sea transmitida al exterior.
Los trajes mas frecuentes son los denominados húmedos. Permiten la entrada del agua, pero si nos queda bien ajustado, ese agua que calentamos se renovará muy lentamente haciendo que sea también de forma lenta la pérdida de calor.
Suelen constar de dos piezas; un pantalón con peto, que también nos cubre el tronco, y una chaqueta que vuelve a recubrir todo el tronco. Además llevan una capucha, pues la protección de la cabeza del frío y sobre todo de la nuca es muy importante.
El neopreno, que puede llevar añadido alguna capa de otros elementos que reducen la perdida de calor como el Titanio o el Aluminio, puede ser de diferentes grosores, desde 3 mm hasta 9 mm, aumentando con él su capacidad aislante. El más recomendado para aguas de menos de 25 grados es un traje de 5 mm, y para temperaturas inferiores a los 15 grados uno de 6 ó 7 mm.

Otros tipos de trajes.traje-seco-buceo-cordura-red-q

Los trajes denominados secos no permiten la entrada de agua entre el traje y la piel. Se consigue cuando son estancos e insuflamos aire en su interior. Este sistema complica la forma de su uso y obliga a un entrenamiento especial para llevarlos, pero a cambio ofrece una mayor protección térmica y sobre todo un aislamiento del exterior, que en el caso de aguas contaminadas puede ser necesario.
Si nuestro compañero de inmersión lleva un traje de estas características debemos pedirle que nos explique su funcionamiento, por si es necesario ayudarle en algún momento.
Existe un tipo de traje intermedio, el semiseco, que si bien es estanco y casi no permite la entrada de agua, no necesita insuflar aire en su interior lo que le hace seguir siendo un traje cómodo y a la vez más caliente. Suelen ser de una sola pieza y el grosor del neopreno es superior a los 6 mm.

 Si la capucha no viene incorporada al traje, es imprescindible para aguas frías colocarse una, igual que los “escarpines” de neopreno, que con forma de bota con suela o de calcetín, nos protegen los pies.
Los guantes también pueden jugar un buen papel para quitarnos el frío de las manos y también sirven para protegernos de rozaduras o de picaduras de animales urticantes.

No debemos olvidar que tener las manos protegidas no nos debe conducir a tener que tocar todo y alterar la vida microscópica que tapiza las rocas, las algas y las arenas del fondo, y menos partir o dañar alguna estructura viva, como corales o gorgonias.
Independientemente del tipo de traje que se utilice, su conservación es la misma en todos los casos; enjuagándolo muy bien para que pierda la sal y guardándolo bien seco. No se deben utilizar pinzas de la ropa que marcan el neopreno ni mantenerlo doblado durante mucho tiempo.

Continuar: Capitulo 1.2>>>>